LA IMPORTANCIA DE LA MADERA EN LAS GUITARRAS

Una de mis otras aficiones es tocar la guitarra, así que esta entrada va dedicada a los amantes de la música y en espacial a los guitarristas. De una manera muy breve os mostraré cuatro pinceladas de la información más curiosa que hay que conocer sobre estos instrumentos y de la madera utilizada para su fabricación.

Las guitarras como la mayoría de los instrumentos de cuerda, con el uso y sobretodo con el paso del tiempo mejoran su sonido, siempre y cuando estén hechos de buenas maderas como el arce canadiense o el ébano, y su fabricación haya sido profesional con unos factores ambientales favorables. Por ejemplo, una guitarra construida con malos materiales por muy antigua que sea nunca podrá mejorar el sonido. Por el contrario una buena guitarra sí que mejorará su sonido con el tiempo.

La madera sufre dos procesos; el secado y el curado. El primero consiste en la pérdida de agua, que se puede realizar de forma natural exponiéndola a la intemperie o de una forma provocada y más rápida. En el segundo proceso la resina se cristaliza. Con este proceso se consigue que las vibraciones se transmitan mejor y que la guitarra gane tono y estabilidad. Algunos músicos afirman que cuando más toques la guitarra durante el largo proceso de cristalización, la madera cristaliza según las vibraciones del sonido adaptándose a la forma de tocar e incluso al estilo de música. En otras palabras, el instrumento tiene memoria y se adapta al músico. Este es el hecho por el cual cuando una guitarra ha estado mucho tiempo sin ser tocada, al volverla a tocar suena sorda. Cabe decir que este hecho no está demostrado científicamente, simplemente son sensaciones que experimenta el músico a la hora de tocar. Dentro de unos márgenes las maderas con resina cristalizada pueden ganar o perder humedad sin dañar sus características. Por ejemplo, una guitarra antigua con la madera cristalizada refracta la humedad del ambiente aumentando su rigidez y disminuyendo su elasticidad vibrando con amplitud; en cambio una madera simplemente seca cambiará de tamaño con las variaciones de temperatura y humedad. Por lo tanto, y en función de la calidad de la materia empleada, ésta expandirá más su sonido cuando empiece a cristalizar.

Existen especies desde las más extrañas hasta las más usuales, lo que hay que tener en cuenta es que no tengan defectos como rajaduras, nudos, etc. A continuación citaré algunas de las maderas más utilizadas en la fabricación de guitarras:


Aliso: es una variedad del Abedul . Es una especie que crece rápido por lo que es abundante y barata. La madera es blanda y ligera. Su calidad resonante es altísima.


Caoba:  existe una gran variedad de especies y de lugares de origen por lo que es una madera muy común para la construcción de guitarras de diferentes gamas. Una de las especies que mejor resonancia tiene y que la podemos encontrar desde Méjico hasta Brasil es la Caoba de Honduras. Actualmente se utilizan maderas de caoba de menor calidad ya que cada vez más escasean las de buena calidad por ser una especie protegida en muchas regiones, quedando reservada para Luthiers de renombre o para colecciones privadas.
Fresno: podemos encontrar desde las variedad mas ligera y blanda hasta las más dura y pesada. Su principal característica es la buena resonancia por lo que se utiliza sobretodo par hacer los cuerpos. Normalmente se utiliza la variedad Ash o Southern Ash. Su gran inconveniente es que no ofrece mucha seguridad si no se escoge bien  la madera, ya que puede salir un producto de bajísima calidad, pero si la elección es correcta el instrumento será perfecto.


Nogal: es una madera pesada y bastante dura. Es una madera muy bonita si tiene dibujos, pero pese a su buena resonancia y su estética se utiliza poco. Esto es debido a que tiene bastantes nudos y en el proceso de secado existen bastantes probabilidades de que se cuartee. Si el secado procede correctamente se puede fabricar un instrumento excelente ya que aparte de ser bonita, sus cualidades acústicas son muy buenas.


Koa:  esta madera es muy escasa y por lo tanto muy cara, ya que es una variedad de la Acacia Hawaiana y solo crece allí. La variedad Koa flameada se considera de las más bonitas. Es de una gran belleza y sus propiedades son similares a las de la Caoba pero con los agudos más largos.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada